Fundación Carlos Ballesta López - logos retícula

Pieza del mes

En esta sección y, de forma periódica, se podrán conocer en profundidad las piezas de la colección, acompañadas de un análisis histórico y artístico, para profundizar en su conocimiento y comprensión en diferentes contextos.

UNA OBRA MAESTRA DE EBORARIA

UN IMPORTANTE MARFIL EN LA COLECCIÓN DE LA FUNDACIÓN CARLOS BALLESTA

Entre los fondos de la colección hay una interesante sección de arte religioso que abarca pintura, escultura, orfebrería, textiles y elementos de devoción popular. Hoy, de entre todas estas obras, vamos a ocuparnos de una pequeña pieza, no por su calidad sino su por tamaño, que constituye una de las grandes piezas de la colección.

El marfil que nos ocupa es una semiesfera tallada de 9 cm de díametro y 7,5 de profundidad, engarzado en plata. El tema iconográfico que se representa es el de “La oración en Getsemaní”, concretamente recoge el episodio narrado por Lucas 22,39-46, que dice así:

Saliendo, se fue, según costumbre, al monte de los Olivos, y le siguieron también sus discípulos. Llegado allí, díjoles: Orad para que no entréis en tentación. Se apartó de ellos como un tiro de piedra, y, puesto de rodillas oraba, diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Se le apareció un ángel del cielo que le confortaba. Lleno de angustia, oraba con más instancia; y sudó como gruesas gotas de sangre, que corrían hasta la tierra. Levantándose de la oración, vino a los discípulos, y encontrándolos adormilados por la tristeza, les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos y orad para que no entréis en tentación. (Sagrada Biblia, ed. Nacar-Colunga. BAC 1977)

Semiesfera con La oración en Getsemaní de la Fundación Carlos Ballesta en Granada
Semiesfera con La oración en Getsemaní de la Fundación Carlos Ballesta en Granada

Partiendo de esta narración del Evangelio, podemos ver cómo la representación del relieve sobre marfil se centra en la imagen de Jesús, nimbado y de rodillas en actitud de oración, representado a la izquierda y de mayor tamaño, para dar la sensación de un primer plano y una cierta profundidad a la escena de los tres apóstoles, Pedro, Santiago y Juan (San Marcos 14, 33) dormidos a una cierta distancia. Sobre ellos aparece el ángel, sostenido por un trono de nubes, que porta la Cruz y el Cáliz. Tras la imagen de Jesús unos arbustos de aspecto tropical y como suelo, una doble moldura que deja un pequeño arco decorado con lo que parecen unas rocas, que reafirman la imagen del Huerto de los Olivos.

Por su técnica y la presencia de estos arbustos tropicales habría que atribuirlo a la escuela quiteña del siglo XVIII. De hecho, existe en el Museo del Prado un conjunto de semiesferas agrupadas en un marco de latón dorado que representan varios momentos de la vida de Cristo y de la Virgen, en el que en pasajes como el Bautismo de Cristo muestran una vegetación muy parecida, incluso la línea que forma el suelo de representación está también presente en todas estas tallas. Esta espectacular pieza anónima del Museo del Prado (Catálogo Nº E000542) -que conocemos gracias a la profesora Ana Ruiz de la Universidad de Granada-, proviene de la colección real y ofrece grandes similitudes con la que se conserva en la Fundación Carlos Ballesta, lo que asevera la importancia de este marfil de “La oración en Getsemaní”.

Conjunto de semiesferas agrupadas en un marco, propiedad del Museo del Prado.
Conjunto de semiesferas agrupadas en un marco, propiedad del Museo del Prado.
Comparativa de la vegetación en la semiesfera del Bautismo del Museo del Prado (izquierda) y la de La oración en Getsemaní (derecha)
Comparativa de la vegetación en la semiesfera del Bautismo del Museo del Prado (izquierda) y la de La oración en Getsemaní (derecha)

Colección

La importante colección que se encuentra bajo la tutela de la Fundación Carlos Ballesta es el resultado de la pasión de su creador a lo largo de toda su vida.

La colección es, por tanto, la suma de todas aquellas piezas que por uno u otro motivo se han podido ir adquiriendo a lo largo de este periplo, lo que le confiere una gran variedad y singularidad.

En Granada están depositadas todas aquellas obras que pueden explicar tácita o simbólicamente el mundo cultural, social, político y religioso de los moriscos y los mudéjares en España. Muy especialmente desde la incorporación del reino de Granada al de Castilla en 1492 hasta la expulsión definitiva de los reinos de España, promulgada por el duque de Lerma y Felipe III, entre 1609 y 1614.

Otro de los intereses ha sido conseguir recuperar y devolver a Granada ciertas piezas que en su momento salieron y que, gracias a la búsqueda de Carlos Ballesta, se han incorporado a la colección. Colección que sigue abierta y que cada tanto se enriquece con nuevas piezas adquiridas con el fin de completar y complementar el Museo de Aben Humeya.

Fundación Carlos Ballesta López - Logo

Invierno
De Martes a domingo de 10 a 14 h.
Martes y miércoles de 16 a 19 h.

Verano
De martes a domingo de 9 a 13 h.
Martes y miércoles de 18 a 21 h.

Lunes y resto de tardes cerrado al público

Solo para grupos concertados.
Realice su petición de visita.

Cuesta de las Tomasas, 12
Barrio del Albaicín, Granada.