Restauración de cristal

RESTAURACIÓN URNA ROMANA

RESTAURACIÓN URNA ROMANA
RESTAURACIÓN URNA ROMANA
 
 
FICHA TÉCNICA 
Objeto: Urna cineraria.
Cronología: Romana. Tipología de época  Claudia hasta el siglo II d.C.
Material: Vidrio, dentro de un recipiente de plomo que sirve para proteger la urna.
Procedencia: Particular, D. Carlos Ballesta López.
Restauradora: Isabel Cambil Campaña.
 
ESTADO DE CONSERVACIÓN 
La urna había sido colocada dentro de su recipiente de plomo. Entre el vidrio y el plomo se colocó un plástico a presión, pudiendo ser esta una de las causas de que los fragmentos se hubieran despegado, debido a los cambios de dilatación y contracción.
 
 
La urna se encontraba muy fragmentada y había sido pegada con un adhesivo que había amarilleado y cristalizado. Al perder sus propiedades el adhesivo, algunos fragmentos se habían despegado, entre estos parte de la boca de la urna. Faltaban pequeños fragmentos que se habían perdido. 
 
 
La superficie estaba cubierta por una fina capa de suciedad, pero muy adherida a esta. La suciedad impedía ver el estado de conservación de la superficie de la urna, que es bastante bueno, conservando en su mayor parte el brillo original de la pieza. 
 
INTERVENCIÓN 
En primer lugar se despegaron todos los fragmentos eliminando completamente el adhesivo antiguo, que pudo ser retirado en seco de forma mecánica, debido a la cristalización de este. Seguidamente se limpió completamente la urna para eliminar la capa de suciedad formada por restos de tierra y polvo, con una mezcla de alcohol y acetona. En la imagen se puede ver la urna una vez despegados los fragmentos.
 
Para finalizar se pegaron todos los fragmentos con un adhesivo específico para vidrio. Esta operación resultó muy laboriosa ya que no se podían pegar todos al mismo tiempo y había que intentar que encajaran sin formar escalones. El vidrio además es bastante plástico y eso dificultaba el pegado de los fragmentos de mayor tamaño.
 
En la imagen donde se ve la base de la urna, se puede ver que las uniones han quedado menos visibles. Podemos ver el resultado final en la boca de la urna y en la pieza completa una vez finalizada la restauración.