Moriscos del reino de granada

Vista de Alhama, grabado al aguafuerte y buril sobre plancha de cobre

Vista de Alhama.

Grabado al aguafuerte y buril sobre plancha de cobre
Joris Hoefnagel (1542-1600)
Granada, 1564
Medidas de la huella: 458 x 340 mm

Civitates Orbis Terrarum es una colección de seis tomos de grabados realizados en su mayoría por Franz Hogenberg y editados por Georg Braun entre el 1572 y el 1617. En la obra se muestran más de 500 vistas o mapas de las ciudades más importantes del mundo conocido a finales del siglo XVI y principios del XVII, a partir de dibujos de la mano de más de un centenar de artistas de entre los cuales destacan Georg y Jacob Hoefnagel, Jacob van Deventer, Heinrich Rantzau y Sebastian Münster.

Joris Hoefnagel (conocido también como Georg Hufnagel), nació en 1542 en Amberes y murió hacia 1600 en Viena, es un artista flamenco.

Hoefnagel es una figura del periodo de transición entre la pintura medieval y la pintura de las naturalezas muertas del Renacimiento. Representativo del espíritu curioso de la época, Hoefnagel tiene diversos intereses: poesía, latín, toca varios instrumentos musicales y habla varias lenguas. Sus contribuciones artísticas son también variadas, dibuja, realiza mapas, pinturas al óleo e ilustraciones.

Proveniente de una rica familia de cortadores de diamantes, Hoefnagel viajó por Gran Bretaña, Francia y España. Durante estos viajes realizó numerosos dibujos cartográficos que utilizará posteriormente para confeccionar un atlas en seis volúmenes.

En otoño de 1577, después de que las tropas españolas conquistaran Amberes, Hoefnagel y el cartógrafo Abraham Ortelius viajan hacia el sur. Durante el viaje, Alberto V, duque de Baviera, le nombra artista de la corte. Es en esta época cuando Hoefnagel realiza su primera obra sobre historia natural.

En 1591, Hoefnagel trabaja en la corte del emperador alemán Rodolfo II, famoso por su gabinete de curiosidades por el que estuvo a punto de descuidar sus asuntos de estado. Hoefnagel ayudado por su hijo, Jacob Hoefnagel (1575-1630), pintó los tesoros zoológicos del emperador.

Esta obra, conservada en la biblioteca nacional de Viena, la Hofbibliothek, está compuesta por 90 pinturas al óleo de aves y notablemente incluye también una ilustración de un dodo.

En los márgenes inferiores del grabado, tanto izquierdo como derecho, varios grupos humanos vestido a la usanza morisca, así como, la escena que recuerda la iconografía de la huida de Egipto, un caballero que tira de un asno o mulo, en cuyos lomos va subido una madre que porta entre sus brazos a un pequeño, todo ello bajo un granado totalmente cuajado de granadas - posiblemente para indicar de forma simbólica la pertenencia de esta ciudad al reino de Granada- aún sin abrir, por lo que la escena se desarrollaría durante el verano.

En primer plano se representan los edificios del balneario y al fondo la ciudad de Alhama rodeada por la muralla, y en la que sobresale majestuosamente la torre de la iglesia de la Encarnación y el edificio del Hospital de la Reina. También se puede apreciar el acueducto que servía para el abastecimiento de agua potable a los habitantes.