Moriscos del reino de granada

REGNI HISPANIAE POST OMNIUM EDITIONES LOCUPLESSIMA DESCRIPTIO

REGNI HISPANIAE POST OMNIUM EDITIONES LOCUPLESSIMA DESCRIPTIO.

1587 Ca.
ORTELIUS, ABRAHAM
REGNI HISPANIAE POST OMNIUM EDITIONES LOCUPLESSIMA DESCRIPTIO.
Mapa grabado al cobre, límites coloreados.
Plancha 38 x 50 cm,
Papel 44 x 56 cm.
Texto explicativo en el dorso, en castellano.

La historia cuenta que Abraham Ortelius está considerado como una de las figuras más importantes y creativas de la historia de la cartografía. Además de geógrafo flamenco también fue cartógrafo y cosmógrafo. Nació en Amberes en 1527 y se convirtió en un famoso matemático antes de centrar casi su actividad en la geografía y la cartografía.
En 1570, Ortelius realizó su Theatrum Orbis Terrarum, considerada como una de las grandes obras de este tipo. El atlas contenía 70 mapas, constituyendo entonces la mayor colección de su época. Su primera versión estaba compuesta por 56 mapas de Europa, 10 de Asia y África. Además estableció un orden lógico de los mismos: mapamundi, Europa, Asia, África y Nuevo Mundo.
El atlas tuvo gran éxito, sobretodo por su tamaño y formato, además fue editado en diversos idiomas y no paró de actualizarse y mejorarse hasta 1612.
Un total de 31 ediciones en 7 lenguas diferentes: holandés (1571), alemán (1572), francés (1572), español (1588), inglés (1606) e italiano (1608); aparte, se editaron cinco suplementos, que tituló Additamenta.
En la introducción del atlas, Ortelius, aportó también un Catalogus auctorum que resulta de enorme interés ya que por vez primera se recogían las fuentes (como Jacobo Gastaldi, Olao Magno, Diego Gutiérrez y, sobre todo, el gran Gerhard Mercator, a quien se debe el uso generalizado del título de atlas para aludir a un libro de mapas) de manera sistemática; además, una de las grandes ventajas de este índice de autores es que algunos de ellos sólo los conocemos gracias a Ortelius. De igual forma, los mapas contaron con un utilísimo Index tabularum y un Nomenclator que cierra la serie y brinda las equivalencias latinas para los topónimos modernos.
Es importante destacar que Ortelius tras realizar su Theatrum Orbis Terrarum dejó atrás a sus colegas italianos que, hasta poco antes, habían dominado el mercado europeo de la cartografía, amparados principalmente en la labor de Ptolomeo.
En 1575 Ortelius fue nombrado geógrafo oficial de Felipe II, un cargo que le permitió acceder a los conocimientos acumulados por los exploradores portugueses y españoles, y en consecuencia continuó publicando estudios de geografía y relatos de viajes.
Diversos historiadores señalan la buena relación que el cartógrafo tuvo con el rey, de hecho le realiza una “halagadora dedicatoria” al monarca, gracias a las gestiones realizadas por el humanista español Arias Montano, con quien también entabla una entrañable amistad.
Posteriormente, Felipe II encarga a Ortelius junto con Arias Montano, la preparación editorial de dos célebres obras. Montano se desplazó a Amberes para editar la célebre Biblia Políglota. Se encargaría de revisar las pruebas de cada página y escribir algunos prólogos y tratados de cultura bíblica que se incluirán en el octavo volumen de la Biblia.
"A través del intercambio epistolar conservado de Ortelius, los historiadores descubren el incansable empeño desplegado por el cartógrafo para mejorar su Theatrum, demandando nuevos mapas, entrever la situación cartográfica en España, y la ayuda prestada por el teólogo para complacer los deseos de su amigo".
Las fuentes consultadas afirman que el Theatrum tuvo una gran acogida especialmente en los círculos intelectuales europeos, asimismo, el ansias de Arias Montano por servir a los intereses de su patria, le lleva a dirigirse a la Corte y sugerir la posibilidad de que el soberano fuera el destinatario de la dedicatoria de tan distinguida obra, como un testimonio más del poder de la Corona hispana.
Pero, pese al creciente reconocimiento internacional que Ortelius iba adquiriendo y las tímidas relaciones apuntadas, no parece que la antología, sus mapas y los mensajes que contienen, despertaran un entusiasmo o la atención de los eruditos españoles, y que su obra dejara una profunda huella. Son escasas las noticias de su existencia registradas en España, apuntan los historiadores.
Por otro lado, algún cronista español se muestra muy duro con los mapas españoles contenidos en la obra, a los que califica de "adulterados por trastocar la toponimia y localización de los lugares".
Dentro del Orbis Terrarum la descripción de España, de la colección de la Fundación Carlos Ballesta ocupa el verso y el recto interiores del séptimo bifolio. Comienza con una descripción literaria que bajo el título “España” se desarrolla en 40 líneas, impresas en tipografia romana con caja de 169 x 227 mm. En la misma y después de una sucinta noticia geográfica se da cuenta de todos los autores antiguos y modernos de cuyas obras se ha sacado la información geográfica del mapa. Se citan a Ptolomeo, Francisco Tarafa, Josepho Moletio, Carolo Clusio y el repertorio de Alonso de Meneses.