Moriscos del reino de granada

Grabado de D. Luís de Requesens

D. Luís de Requesens

Grabado Calcográfico
guido Bentovoglio d’Aragona (1577- 1644)
Medidas de la huella: 210 x 180 mm

Luís de Zuñiga y Requesens, es decir, Luis de Requeséns y Zúñiga, después de cambiar los apellidos por deseo de su padre, fue un militar español que gobernó los Países Bajos (Barcelona, 1528 - Bruselas, 1576). Era hijo de Juan de Zúñiga, ayo del príncipe Felipe (el futuro Felipe II); en consecuencia, Luis se introdujo en la corte de Carlos I como paje y amigo del futuro rey desde la niñez.

En 1546 sucedió a su padre como comendador mayor de la orden militar de Santiago. Fue embajador en Roma y logró contrarrestar la influencia francesa sobre la Santa Sede, haciendo elegir papa a Pío V en 1566. Como lugarteniente de don Juan de Austria participó en las luchas contra los piratas berberiscos (1568), contra la sublevación de los moriscos de Granada (1569-70) y contra los turcos en Lepanto (1571). En 1571-73 fue gobernador de Milán, cargo que le costó una excomunión temporal, debido a su enfrentamiento con el cardenal Borromeo.

De allí pasó a los Países Bajos, sustituyendo al duque de Alba como gobernador en 1573-76. Llegaba con el encargo de Felipe II de sustituir la postura intransigente adoptada por su predecesor en la represión de la insurrección protestante, por una política de conciliación más acorde con las posibilidades reales de la Monarquía. Requeséns decretó una amnistía y abolió el Tribunal de la Sangre, pero no consiguió reunir los Estados Generales ni hacer desistir de su rebeldía a Guillermo de Orange.