Arte Cristiano

Crismera de plata de Geromino de la Mata

Crismera de plata de Geromino de la Mata
Crismera de plata de Geromino de la Mata

Gerónimo de la Mata (Calatayud , Z., h. 1510-1572). Platero de Zaragoza. En 1539 ya estaba establecido en ella como maestro platero. Es artista de elevado prestigio y muy solicitado para la realización de cruces procesionales , custodias portátiles , cálices y otras piezas del ajuar litúrgico por toda la geografía aragonesa. Durante su vida cultivó la amistad de Jerónimo Cosida , y casó con Cándida Orona, hermana de Juan de Orona, de prestigiosa familia de plateros; Jerónimo y Juan contratan entre ambos la realización del busto de San Hermenegildo para el obispo D. Hernando de Aragón en 1552. Fue maestro de muchos plateros de prestigio, entre ellos Jerónimo Pérez de Villarreal. Desde 1547 a 1568 abundan las noticias documentales sobre contrato de obMata,  ras, entre ellas 1547 (una cruz para San Pedro de Calatayud), 1551 (otra para Calatorao ), 1553 (otra para Binué , para San Salvador de Ejea ; también otras para Sos , Asín y Uncastillo ). Para San Pablo de Zaragoza hace continuos encargos: en 1555 un cáliz, en 1561 una cruz, y dos portapaces esmaltados, en 1564 un plato y al año siguiente un aguamanil. En 1558 hará un relicario para el convento de Santa Fe de Cuarte , en 1561 una cruz, un incensario y una naveta para Ballobar . En 1555-56 contrata la custodia de Villalengua ; hará también una custodia para Andorra (T.), y Vilach (Lérida), etc. En casi todas sus obras pone la marca de su nombre: MATA. Fue además personaje que desempeñó los cargos de gobierno de la cofradía de los plateros . Su viuda le sobrevivió casi veinte años, y tuvo un hijo llamado Juan de la Mata que fue también platero, pero de escasa importancia (hizo la cruz parroquial de Cortillas , H., en 1597). La obra artística de Jerónimo de la Mata, por la abundancia de piezas conservadas y su cuidada labor, es la más característica del tercer cuarto del siglo XVI, y la más perfecta en este momento de la platería aragonesa. Su estilo es casi invariable.Tres parecen ser las piezas de mayor especialidad. Los cálices, como el labrado para Asín, que organiza destacando perfectamente las partes que luego codificará Juan de Arfe en Castilla: el pie, que Jerónimo hace ligeramente recortado en seis pétalos, ornamentados en leve repujado con motivos de jarrones, y un filete de base con candelieri calado; el gollete y astil, con acantos fundidos; la manzana circular, algo abombada, a modo de disco, con ornamentación calada; y el guardacopa fundido y calado con cabecitas de ángeles. En las cruces, como las de Uncastillo, Sos y Asín (que son las más representativas), también utiliza una forma casi invariable, destacando el fuerte relieve de sus adornos fundidos: medallones de tornapuntas, periñolas, así como bustos de santos de perfecta labra; hace un soporte elegantísimo que consiste en una pieza en prisma hexagonal decorada con bustos en altorrelieve, y sobre ella un gollete adornado con asitas. Tiene gran habilidad para sacar matices y contrastes de la plata dorada, brillante, punteada o mate. En las custodias portátiles, como la de Villalengua, utilizará los mismos sistemas ornamentales, construyendo una especie de templete de base en forma de cuatro lóbulos, y seis columnas clásicas, todo soportado con un pie al modo tradicional .Es quizá en su época el que labra las piezas más bellas de todo Aragón.