La Fundación Carlos Ballesta amplia su colección de Joyas del Yemen

Fecha: 
25 Julio, 2012 - 04:25
Colgante thaler

La Fundación Carlos Ballesta amplia su colección de Joyas del Yemen con la incorporación de importantes piezas de entre los siglos XVIII y la primera mitad del siglo XX. Entre las nuevas piezas cabe destacar un colgante Thaler de 1780. Esta tipología de joyería tradicional yemení recibe este nombre por contar con monedas acuñadas por la archiduquesa de Austria y reina de Bohemia y Hungría, María Teresa, que gobernó entre 1740 y 1780. La primera moneda de su mandato fue acuñada en 1741. Sus acuñaciones se caracterizaron por responder al estándar más alto y por una regulación estricta de la cantidad de plata que debería contener, 28 gramos de plata con un 85% de pureza. En Yemen las joyas que contienen el Thaler son usadas como amuletos, tanto por la presencia del rostro de la emperatriz como por su pátina y resplandor, ya que se creía que el brillo atraía al diablo y no permitía que accediese a la persona que lo portaba. El Thaler llega a Yemen des de Austria, a través de la ruta del café a Moka.
La colección se ha visto ampliada con excelentes piezas de granulación Bedihi, de filigrana Bawsani, así como un magnífico Labbeh (collar árabe beduino de Sanaa). El Labbeh que a partir de ahora pasa a formar parte de los fondos de la colección de la Fundación Carlos Ballesta es un extraordinario ejemplo de esta voluminosa tipología de collar formado por numerosas piezas superpuestas. El resultado es una superficie brillante, que se mueve permanentemente con los movimientos de la cabeza, generando numerosos reflejos que se cree ahuyentan a los malos espíritus. Este collar era la parte de la dote que la mujer recibe en ocasión de matrimonio.
Por otro lado cabe destacar otra serie de piezas muy interesantes por su rareza y escasez: un collar amuleto para la fertilidad de coral negro y cuentas de plata abombadas; un collar de cuentas de coral negro; un collar con placa con inscripción caligráfica; un collar beduino del Hirsz del este del Yemen de la zona de Hadramut y un brazalete beduino de la zona de Tihama, entre otras piezas.